Nuestra Historia

Ing. Pascual Ortiz-Rubio Muñoz

Presidente de la Gran Comisión de la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México, A.C.

pascual%20ortiz%20rubio_edited.jpg

La Asociación responde a un propósito, cuya gestación inicio en 1783 con el establecimiento de la Real Academia de San Carlos, la cual surgió por la vinculación tan estrecha que, por poco más de un siglo, tuvieron la enseñanza de la ingeniería y la arquitectura.

En una asamblea realizada en la Academia Nacional de San Carlos se verifico la instalación de la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México (AIAM), en la que los protagonistas y pilares de este gremio fueron Manuel Francisco Álvarez y Ventura Alcérreca, quienes se abocaron a redactar un proyecto estatutario con el reglamento que sería fundamental para la agrupación gremial más antigua de América Latina.

unnamed (2).jpg
Aiam%20logo_edited.png

En 1874 se realiza la ceremonia de inauguración, de la que se conserva el acta constitutiva y los retratos agrupados en 1911; en ellos se encuentran los nombres de los 35 fundadores de la Asociación de Ingenieros  y Arquitectos de México (AIAM).

El acto de surgimiento de esta agrupación gremial se llevó a cabo en el Salón de Actos de la Academia de San Carlos, que fue presidida por el ingeniero Francisco Garay.

Como testigo de la ceremonia inaugural estuvo el gobernador del Distrito Federal, Juan José Baz.

La primera junta directiva de la AIAM estuvo integrada por Francisco de P. Vera, vicepresidente; Antonio Torres Torija, secretario; Ventura Alcérreca, segundo secretario; Juan M. Bustillo, tesorero y 35 socios entro los que se encontraban: Manuel Francisco Álvarez, Ignacio Dosamantes, Joaquín Gallo, Manuel López Monroy, Vicente Manero, Felipe de Jesús Briseño, Ricardo Orozco, Manuel Francisco Álvarez y Manuel Sánchez Facio, entre otros.

El reglamento de la AIAM tenía dos ejes rectores: el establecer un foro especializado de discusión que facilitara el libre intercambio de ideas unido al desarrollo profesional y, a la vez, que se convirtiera, como parte integrante de la sociedad civil, en interlocutor con el estado en lo concerniente al campo de acción de estas dos profesiones.

Así, ya conformada la AIAM con ejes rectores y visión, dio inicio a un capítulo importante en la historia de la Ingeniería y la Arquitectura en el país.

A partir de entonces los ingenieros y arquitectos estuvieron relacionados con instancias gubernamentales para resolver problemas de su competencia.

En septiembre de1879 se consigue la aprobación del presidente para las obras del Desagüe del Valle de México, y para 1895 se inician las obras, en las que la asociación de Ingenieros y Arquitectos de México fue parte fundamental en la toma de decisiones para este proyecto, ya que Fernando de Garay fue nombrado director general del Desagüe del Valle de México y finalmente el 25 de abril de 1900 se inauguró la obra.

desague-valle-de-mexico.png